Monthly Archive for September, 2003

La senilidad nos golpea (yo también tuve tres años)

Ha llegado la hora más esperada de la quincena… ¡Mi turno de escribir tan estimada sección! Hoy les hablaré de un tema que no le será ajeno a casi ninguno de nuestros lectores: los juegos de armar. Específicamente, el ESTRALANDIA y el ARMO TODO. Lamentablemente no hallé imágenes de estos magnos juguetes, íconos de nuestra generación y algunas de las anteriores, pero estoy segura de que recordarán aquellos bloquecitos rojos con textura de ladrillitos y sus accesorios, tales como antenas, techitos verdes de cartón, ventanas de todo tamaño y estilo, vidrios, puertas y baldosines. Supongo que muchas ilusiones arquitectónicas se forjaron aquí, especialmente si uno veía la calidad de hogares que uno podía crear con estos simples bloquecitos.

Mi hermanita y yo nos peleábamos el máximo lujo que una casa estralándica podía tener: una puerta de garaje gigantesca, como de casa norteamericana. Jugábamos con el Estralandia que otrora había pertenecido a mis tíos y mi padre, y que aún se halla en la casa de mis abuelos. El día que le pedí un Lego al niño Dios (signo del cambio de los tiempos), mi papá dijo que por qué no pedía un Estralandia si era más barato y con él se podían hacer más cosas. Hoy lamento no haberle hecho caso. ¡Qué daría yo por armar casitas con ese soberbio juego cuando todavía no venían fichitas con los colores de la bandera colombiana!

Por otra parte, mi hermanita y yo sí fuimos dueñas de un hermoso juego de Armo Todo, con todo y el destornillador que ayudaba a despegar fichas atascadas. El Armo Todo traía pares de rueditas para hacer autos de carreras, así que con este juego no era muy posible hacer nada diferente a autitos y animalitos cuadrúpedos. Sin embargo, nos divertíamos mucho con él. El problema era pisar una de las fichitas, ya que tenían esquinas por todas partes y podían hacer bastante daño a un pobre pie descalzo. Un Armo Todo estaba garantizado para durar mucho, mucho tiempo. En cambio, un Estralandia era más delicado y propenso, más que todo, a torcerse, cayendo en desuso poco a poco… Sin embargo, uno siempre se las arreglaba para que las fichas cuadraran (¿o no, Glorita?).

Espero que este pequeño relato les haya refrescado la memoria sobre épocas más simples en las que inclusive los problemas sin solución (como las fichas torcidas) se podían resolver sin demasiado sufrimiento.

La próxima semana vendrá Piet para recordar otro hermoso capítulo en la historia de nuestra generación.

SUENA: Can’t Help Falling In Love With You — Hi-Standard

SIENTO: Que extraño a Minori inmensamente…

Encuentro Histórico

Quisiera anunciaros, queridos amigos, que ha ocurrido un encuentro histórico anoche:

Mónica (de YO: MI PATÉTICA HISTORIA), Gloria (de Hoy tenía ganas de escribir) y yo, Olavia Kite (de C:\GEEK>, Ganbatte!, y Acrónimos) hemos conocido personalmente al excelentísimo señor don Piet Admiraal (de Piet Admiraal) y sus amigos. Fue una tarde muy amena: hablamos de todo, tomamos cafecito, nos reímos muchísimo.

¡Que se repita!

Las cinco del viernes (¡ilustrado a todo color!)

Hoy estamos de generalidades. Responderé de acuerdo a mis gustos temporales actuales.

1) Cual es tu libro favorito?

Un hombre de Oriana Fallaci. Me hizo sentir como si hubiera sido yo la que amó a Alekos Panagulis. ¡Alekos Panagulis es el hombre insoportable más tierno e inteligente que ha existido! Claro que no es mi modelo de belleza masculina… tiene bigote…

2) Cual es tu pelicula favorita?

Se me ocurren tantas que haré un Top Five.

1. Shrek!!! Ese monstruo incomprendido de corazón dulce es lo más parecido a mí. Yo siempre doy la impresión de tener un carácter casi sanguinario… pero no soy tan terrible.

2. Claro que mi película de infancia, la que ayudó a mi ingreso al mundo de los computadores, es TRON.

3. Pero esperen, aún hay más. Para aquellos momentos cursis de la vida, no hay nada mejor que Amélie, lo más extrañamente romántico que existe en todo el universo.

4. Por otro lado, para quedar en shock, la película perfecta es American Beauty. Cruel but true.

Por último, para felicidad de los pequeñines, quiero incluir Sen to Chihiro no Kamikakushi (Spirited Away). Es la más maravillosa animación que he podido ver.

3) Cual es tu sabor de helado favorito?

Depende de la heladería. Los de Crepes & Waffles me gustan casi todos, y de Yogen Fruz vivo probando siempre mezclas nuevas. Ah y de las infaltables paletas de droguería, nada como una Polet o una Pasión.

Acabo de recordar las paletas de fresa que compraba en WalMart con Minori allá en Dubuque… nos peleábamos por los pedacitos de fresa, la comíamos hasta en invierno. “Ichigo, ichigo!” exclámabamos. (Ichigo es fresa en japonés.) Aaaaaaahhhhhh ése es mi helado nostálgico del día.

4) Cual es tu cancion favorita?

Ustedes saben que adoro todas las canciones de The Beatles (menos Revolution #9) y que además tengo un repertorio de canciones sueltas bastante amplio. Pero en este momento las canciones que vivo repitiendo son Melody of You, de Sixpence None the Richer, y tres de The Mamas and The Papas: Look Through My Window, No Salt On Her Tail y Dedicated to the One I Love.

5) Cual es tu ciudad favorita?

Soy una feliz bogotana, pero por variedad daré el nombre de otra ciudad. Y ésa sería…… taratatá-tatá!!! SAN FRANCISCO, la ciudad más encantadora que haya visto. En segundo lugar está Chicago por su imponencia arquitectónica… y porque yo vivía cerquita. En tercer lugar no es una ciudad sino un pueblo: Madison, Wisconsin. Es lo más artístico y romántico que hay…. es como una pista de lo que más adelante conocí en San Francisco, sólo que más frío y más pequeño.

SUENA: Itsumo Nando Demo — Yumi Kimura

SIENTO: como sueñito…

El oso, el tigre, y los demás.

Otro ícono más de mi infancia.

SUENA: All the Things She Said — TaTu

SIENTO: dolor de hombros

Greatest Hits

Hoy no tenía nada que poner para Greatest Hits, así que rebusqué una frase súper tonta que escribí en un cuaderno en clase hace poco.

“Observaba largamente el río, y sus ojos también estaban bañados de ese verde sucio como de botella de vino de niebla…”

Eso fue todo.

Qué está pasando por mi cabeza

Qué está pasando hoy a las 11:05pm, después de un día de oro mientras hablo con los ya conocidos Minori Honda y Kotaro Takizawa, y con mi amiga del colegio Naila Burney.

A NAILA: y a usté eso ya no le gusta?

Pasé. Pasé. Pasé. 4.5 es mi número el día de hoy. Cómo describir todo lo que ha sucedido… Logré ver Dekirukana, que fue como ver el Cielo y dos de sus ángeles (Noppo y Gonta), hablé con Minori justo antes de clase… y ese parcial… ese parcial que me hacía sentir tan perdida en la vida!!!! 4.5!!!! Aún no lo puedo creer.

A MINORI: oh really? for what?

A KOTARO: warui joudan!!!

A NAILA: ah claro

Wow… qué más le puedo pedir a la vida… ya no necesito mandarme de la terraza del Au. No, ya no. Ahora que terminó esta larga angustia, vienen como mil más!!! Ahora el ejercicio de José Asunción Silva, el Yuruparcial,—

A MINORI: oh come on!!! I knew it’d be for school, or I thought you might have wanted to go by yourself

A KOTARO: hai, so desu!!! like ALL JAPANESE PEOPLE EAT SUSHI EVERY DAY AND KNOW KARATE!

en qué iba? Ah sí, se avecinan muchos terrores más, muchas dudas, muchos tormentos al pobre cerebrito. Pero, como dice Minori, GANBATTE KUDASAI!!! Hay que ser fuerte y soportarlo todo o si no para qué vine.

A MINORI: oh really???

A KOTARO: I remember I had a host family in Willmar,MN who gave me a HUGE cup of coffee thinking I’d feel in heaven, but you know American coffee sucks, so I couldn’t drink that stuff… not a single drop… hazukashii, but what could I do about it?

SUENA: Melody of You — Sixpence None the Richer

SIENTO: triunfo, alivio, nuevas angustias arrastrándose lentamente como serpientes cautelosas y crueles

There Will Come Soft Rains

Para mis compañeros de clase de Literatura en el Tiempo, acá están las fotos que Giselle Von der Walde no encontró con motivo de la lectura de Vendrán las lluvias suaves, de Ray Bradbury. Con ustedes, Hiroshima.



En estos escalones, a la entrada de un banco, había un señor sentado. Con la explosión nuclear, él se vaporizó y todo lo que quedó de él fue esta sombra.



Éstas son más o menos las sombras a las que hace alusión Vendrán las lluvias suaves. Por los rayos térmicos quedaron estas impresiones de la cerca en el concreto. El resto del concreto se quemó.



Esta sombra no es normal, es permanente.

Terrible, ¿no?

Los I Premios Locovox de la Semana

Todos ustedes bloggers me provocaron. Generalidades, Mi semana, Esta semana, lo que sea. Ahora yo también quiero tener mi sección semanal de resumen. Por lo tanto os presento…

LOS I PREMIOS LOCOVOX DE LA SEMANA, entregados por estos gentiles y apuestos caballeros.

Pero bueno, ¿qué esperamos? Helos aquí.

Blog de la semana: Piet Admiraal de Andrés Sánchez, por La senilitud nos golpea, la nueva sección fruto de un gran esfuerzo conjunto (jeje)

Comment de la semana: Mónica Torres, por El León de la Salsa en Las cinco del viernes

Joya de la semana: David Doria, por pronosticar mi “futuro apocalíptico como profesora” (gracias, ni yo sabía)

Perla de sabiduría de la semana: Profesor Eduardo Gómez Patarroyo, por “la pureza de día que de noche se masturba furiosamente bajo las sábanas”

Canción de la semana: Locomía, por Locomía

Mejor restaurante: Dos gatos y Simone

Mención Chunaquyra al mejor estudiante: Diego El Payé por no dejar hablar a sus propios compañeros de exposición

Mención Yurupary a la mejor clase: Teoría de la Literatura, por “¡No partan al conejito!” (en referencia al análisis de poesía)

Mención carlosmárquez al hombre más decepcionante: Germán (el de Gloria), por quererla, hacerle una mala jugada, y ser tan cobarde de no arriesgarse a nada con ella

Mención Y2K a la catástrofe computacional: El colapso de Acrónimos, por ponerme los pelos de punta en la casa, en la universidad, en el transmilenio, en todo lado

Artista revelación de la semana: Mónica Torres por YO: MI PATÉTICA HISTORIA

Premio Locovox a Toda una vida en escena: David Doria, por llevar más de dos años odiándome sin razón aparente

Autor de la semana: Sara Teasdale, por There Will Come Soft Rains

Mención Lobo del Aire al arriesgado de la semana: Minori Honda por su campamento militar del fin de semana (sin ser americano ni tener experiencia previa)

Los ganadores pasen a recibir su premio de manos de estos gallardos galanes y los que no ganaron… better luck next time!!!

Las cinco del viernes

Me salieron las preguntas pachangueras; y yo con the blues

1) ¿Te gusta bailar? ¿Tienes ritmo?

Si toca, pues bailo, pero no tengo iniciativa. No me gusta de a mucho. Tengo ritmo, sí señores. jajaja

2) ¿Sabes bailar los llamados “bailes de salón”? ¿Has hecho algún cursillo?

En Loras College me dieron un cursillo súper rápido (dos horas) de vals y swing. Fue muy interesante. Haciendo una movida de swing mi cabeza chocó con la cabeza del aprendiz que hacía las veces de mi pareja. Se podría decir que quedé curada… Afortunadamente los colombianos no bailamos esa cosa tan complicada y tan poco invitadora.

3) ¿Te gusta ir a discotecas? ¿Te lanzas a la pista o eres de los que aguantas la barra?

Si alguno de ustedes asegura que me ha visto en una discoteca, yo aseguraré que estaba delirando. No me gusta ir a discotecas. ¿No les digo que soy una asocial?

4) ¿Te gusta ver bailar? ¿Has asistido a alguna representación de ballet, baile moderno, bailes regionales?¿Algún musical?

Creo que sí me gusta… Fui a ballet cuando Juliana Henao, mi compañera de curso que se fue a París, presentó un papel en El lago de los cisnes. Fue muy bonito. También, en Dubuque, vi con Minori una presentación de The Joel Hall Dancers, un grupo americano importante de danza contemporánea. Fue súper, y sentí que definitivamente soy una tronca sin gracia ni remedio.

5) ¿Aunque no te guste bailar, hay alguna melodía que sea irresistible para tí? ¿Alguna canción con la que no puedas quedarte quieto?

Miren, toda la vida quise bailar El preso o algún vallenato en aquellas fiestas a las que fui en mis tristes años de bachillerato, pero sucedió lo siguiente:

– Nadie me sacaba a bailar (¿pésima bailarina? hasta los 16 años, sí; ¿fea? con estos criterios masculinos adolescentes, muy seguramente)

– carlosmárquez no bailaba salsa ni vallenato (el muy cretino)

Supongo que alguien tuvo la caridad de sacarme a bailar salsa en algún punto de la pubertad, pero eso del vallenato sí no se cumplió nunca… Ah sí, en mi prom carlosmárquez al fin accedió darle a un vallenatico, pero lo hacía como tan maluquito que para qué la molestia…

Moraleja de Las cinco de este viernes: no confíes en un hombre que te da tantas vueltas al bailar merengue que cuando te suelta tú sigues girando por inercia, te caes al piso y fuera de eso te das en la cabeza con una esquina de la pared.

SUENA: El comején — Wilfrido Vargas

SIENTO: the blues

Greatest Hits

¡Bienvenidos a Greatest Hits! El día de hoy les traigo otro poemita de Olavia Kite, de Ganbatte!. ¡Disfruten y opinen!

A oscuras (Canción de la mujer invisible)

A oscuras me tiento

Y pregunto, “¿estoy ahí?”

En medio de un negro charco

De agua salada.

En vano he surcado el mundo–

Creí que era,

¡Creí que sentía!

Pero una tarde al viento

Oí un silbido,

Y donde mis pies descansaban

Ya no había sombra.

No quiero encarar al sol

Si ya no hay cara,

Ni mirar al horizonte

Cuando no hay ojos.

A oscuras me tiento

Y aúllo, “¿estoy ahí?”

Y del aire llueven ríos

De agua salada.