Monthly Archive for November, 2004

A Huidobro no le gusta que lo subestimen

¿Por qué no puedo concentrarme y salir del triste trabajo sobre Huidobro? ¿Por qué prefiero llenar el blog de viñetas sobre cualquier cosa?

No lo sé, pero aquí van las viñetas.

  • Tengo que hacer un ensayo sobre el lenguaje en Altazor, de Vicente Huidobro. Como soy tan intrépida, dejé todo para el final y ahora estoy pagando con creces el precio de mi negligencia.
  • Alguien se llevó de la BLAA el libro Vicente Huidobro y la motivación del lenguaje, lo que me deja sin medio trabajo hasta que el libro aparezca. Como el libro es para el 30 y mi trabajo para el 29, me tocó resignarme.
  • Hoy salí a las 4pm a la BLAA a sacar otros dos libros para continuar el trabajo más o menos normalmente. Mi madre me acompañó y me invitó a capuccino mientras esperábamos el pedido. Cuando fui a preguntar si ya había llegado, me di cuenta de que había dejado el carnet en la casa. Me tocó regresar con las manos vacías y escribir basada quién sabe en qué.
  • Tan pronto regresamos del inútil paseo al centro, mi mamá partió hacia Unicentro con mi hermana, para dejarla en un bus que la llevará a una fiesta. Me preguntó si quería ir, pero yo le dije que me tenía que quedar para trabajar. Ahora no pienso sino en las luces de los carros en el trayecto que elegí no seguir. Quiero ir a Unicentro. Quiero ir a Unicentro. ¿A qué? ¡No importa! Quiero ir y no hacer esto.
  • Yo nunca fui a fiestas con bus desde Unicentro. Tampoco fui a un CPS ni a un prom que no fuera el mío.
  • Mi señor pareja de prom se echó todo el vodka con Tang encima del smoking mientras el vaso estaba sobre la mesa, lejos del borde. Jamás comprenderé del todo este suceso.
  • Cuando tengo que hacer ensayos para la universidad mi cerebro me pide desesperadamente que consiga chicles y mastique sin parar. Estoy arrasando con todos los que me ha mandado Minori, y he de anotar que los japoneses le dan buen sabor al chicle, aunque no dura nada.
  • En Japón hay dulces con sabor a uva verde y uva negra.
  • Me gusta hacer ejercicios de japonés. Es el único tipo de tareas que hago con tiempo y gusto. Sin embargo, la clase ya se acabó y no tengo más ejercicios que hacer. Ni siquiera tengo el workbook; lo tiene el Sensei en el departamento de Lenguajes.
  • Recordé que tengo las valiosas notas de clase de un buen amigo. Mientras buscaba la sección donde hablaba de Altazor encontré el borrador de un poema. La letra es pequeñita y casi ilegible. Me pregunto si el poema tendría destinatario específico…

Podría seguir toda la noche, pero creo que el tiempo apremia… Al menos canto mientras escribo, y eso hace más ligeras las cargas.

SUENA: Je t’attends — Axelle Red

De partos rápidos

Respecto del nacimiento de sus hermanos menores, dos padres en distintos lugares del mundo hablan a sus primogénitos:

Padre japonés: “Tu hermano salió como un huevo cuando lo pone la gallina”.

Madre colombiana: “Tu hermana salió como pepa ‘e guama”.

(Agradecimientos al papá de Minori y a mi mamá.)

SUENA: Tu es foutu — In Grid

Vuelve el circo

“En Todos los circos de los Hermanos FUENTES GASCA los animales no se tratan como animales si no, (sic) como lo que son GRANDES ARTISTAS.

Los Hermanos FUENTES GASCA cuentan con el zoológico más grande del mundo.”



De Circo Hermanos Gasca a la Opinión Pública

Históricamente los circos han sido fuente de material biológico y genético para muchos zoológicos y centros de conservación e investigación. Hubo un tiempo en que fue necesario incorporar animales de los circos con animales de vida silvestre para poder maximizar el uso del material genético disponible en el programa de producción a largo plazo. Un ejemplo de esto ocurrió con el elefante asiático en EEUU donde el 70% de la población cautiva de esta especie estaba en manos de los circos y algunas instituciones privadas.

Basado en esto y otras consideraciones, la Asociación Americana de Parques Zoológicos y Acuarios considera a los circos como una de las posibles instalaciones que pueden recibir animales silvestres excelentes de los zoológicos en algunas circunstancias. En nuestro país el Reglamento de la Ley de Protección a la Fauna Silvestre (G. O. N° 5302 Ex. De fecha 29/01/99) en su artículo 4, literal U reconoce a los circos. “Establecimiento donde se mantiene y se exhiben animales silvestres con el propósito de entretenimiento al público. En un circo pueden coexistir animales de la fauna silvestre con animales domésticos. Se garantizara en todo caso un adecuado cuido de los animales, según las características de estos.”

Esto implica que la tenencia y movilización de animales silvestres por parte de los circos esta legalmente reconocida además de cumplir con otras disposiciones legales vigentes en nuestro país y convenciones internacionales como el CITES (Convención que regula el tráfico y comercio de flora y fauna silvestre en peligro).

Por otra parte es importante señalar que la mayoría de animales que posean los circos son domésticos (caballos, ponys, palomas, etc.) y en menor cantidad algunos silvestres como cebras, chimpancés y tigres principalmente (los dromedarios y llamas son considerados en muchos países animales domésticos de trabajo). Todos los animales silvestres que poseen son exóticos principalmente africanos y asiáticos y obtenidos de criaderos reconocidos (ningún animal procede de vida silvestre). Todos estos animales son producto de apareamientos de individuos más de tercera generación en cautiverio y traídos al país con sus respectivas documentación de importación-exportación y chequeados por profesionales especialistas públicos y privados.

¿Qué se le reclama al circo?. ¿La tenencia, cuidado o maltrato de animales?. Lo primero es una situación legal valida en Venezuela y en todos los países de Sur y Centroamérica, Asía, África y algunos de Europa y Norteamérica. Lo segundo, el cuidado de los animales, puede ser verificado fácilmente solo con ver el su apariencia física además de la revisión que en cada ciudad realiza el Servicio Autónomo de Sanidad Animal (SASA) en lo referente al aspecto sanitario.

En cuanto al maltrato, NO ES UNA POLÍTICA DE LOS CIRCOS NI DE SUS DUEÑOS TAL PRACTICA. Sin embargo no escapa que algún empleado pueda hacerlo a espaldas nuestras con el riesgo de perder su trabajo si nos enteramos por otros empleados o por denuncia de alguna persona del público. El maltrato es una acción personal y puede ocurrir en cualquier institución o familia y no puede ser responsabilizada en términos generales la institución o la familia como auspiciadores de la misma.

Finalmente queremos informar a los ambientalistas que nuestro establecimiento no genera contaminación ambiental como lo hacen muchas empresa ni explota recursos naturales. Compartimos con ellos y con toda la sociedad el interés por un ambiente sano pero esto no se va lograr eliminando o restringiendo a los circos. Fue la preocupación por la degradación de la naturaleza lo que ha llevado a muchas personas a volverse ambientalista pero nosotros no somos responsables de degradación ambiental. Al contrario apoyamos los esfuerzos de personas e instituciones que luchan por mejorar el ambiente, controlar el tráfico ilegal de fauna y otras actividades incompatibles con el bienestar de los animales silvestres. Consideramos injustos los ataques de que hemos sido objeto y más aún el engaño a la comunidad con información tergiversada de mala fe de algunos integrantes del movimiento ambiental.



No sé si reírme o llorar.



SUENA: Fortunate Son — Creedence Clearwater Revival

Déjà vu, déjà parlé

—Creo que ya habíamos hablado de esto.

—¿Sí?

—Sí, en este mismo lugar. Yo decía exactamente lo que acabo de decir y luego tú oprimías el botón del ascensor. Esta vez ocurrió al revés.

—Qué miedo.

—Nos repetimos.

—Sí. Qué aburridos somos.

SUENA: Ventura Highway — America

Bloglines

Tenía que suceder tarde o temprano, ¿no? La súbita inutilidad de una lista colorida y amigable ha hecho que migren los usuarios en busca de la comodidad perdida. Empecé a usar Bloglines no recuerdo por qué, pero TOL me parecía mucho más fácil de usar. La idea de recolectar cada dirección de blog en busca de su feed no me atraía en absoluto. Contradiciendo mi espíritu curioso de usuaria no calificada de computador, no intenté entender el modo de empleo de Bloglines (apenas encontré el blog de dersteppenwolf, el cual ocupó un solitario lugar en mi lista de feeds) y me desentendí del asunto.

Claro que esta condición no perduraría más que un par de meses. TOL dejó de funcionar y empezaron a aparecer manifestaciones de la creciente popularidad de Bloglines entre los miembros de la Sleeping [in a deep coma] List. Al fin, movida por la necesidad de posts frescos y la falta de compromiso con el problema de la identidad en la obra de Alejandra Pizarnik, me metí a Bloglines. Recordé fácilmente mi nombre de usuario y clave, y ¡oh, sorpresa! ¡Todo era más fácil que antes! Perdí la noción de tiempo y espacio mientras me aprovisionaba de todos los blogs leídos y por leer; los que me gustaban y los que no, los que leía para gastar inútilmente el tiempo y los que me hacían sentir que el gasto no era tan fútil, de TOL y externos; lo organicé todo en diversas carpetas y quise reorganizarlo una vez más, intenté meter algunas páginas que no eran propiamente blogs, lamenté no hallar el modo de ver TOL Talk por medio de la otrora desdeñada página, en fin. Sólo me resta declarar con voz y acento de compradora satisfecha de equipos de gimnasia por televentas:

Desde que me cambié a Bloglines mi vida de blogger se ha vuelto mucho más fácil, más placentera. ¡Gracias, Bloglines!

Y usted, ¿qué espera para cambiarse a Bloglines? ¡Genere RSS feeds desde su blog YA!

(…)

Son las 6:30am, y el problema de la identidad en la obra de Alejandra Pizarnik no encuentra solución ni descripción ni interés alguno de mi parte.

SUENA: My Brain Tells My Body — The Vandals

It Ain’t Over Till It’s Over

El mismo momento se multiplica a lo largo de los cuatro meses de semestre (!). Llego a mi casa, como algo, reviso el correo, pierdo tiempo (i.e., hago búsquedas en Google, leo noticias frívolas, repaso la Muy Interesante, veo televisión, escribo posts, leo blogs) y me dispongo a hacer el trabajo.

Me dispongo…

Me da sueño.

No es sino enviarle a mi cerebro la orden de prepararse para un par de horas consagradas al problema de la identidad de Blanca Varela, Olga Orozco y Alejandra Pizarnik, el acuerdo no forzado de Popper o el personaje del Capitán Nemo para que se apague. Como una triste mula atascada en el más profundo y pegajoso bache, mi cuerpo se resiste a realizar las labores diarias del estudiante. Estudiante, no estudioso, como lo dijo aquel periódico gratuito que me dieron esta mañana. Pero bueno, esto se acabará pronto. Esto se acabará pronto. Y cuando se acabe, me va a hacer falta… yeah, sure!

SUENA: La vie en rose — Edith Piaf

She speaks to herself.

No, No, No.

Este no es un blog interesante. No enseña nada, no está loco, no tiene amigos. No es un compendio de reseñas indispensables para la vanguardia cultural. No da muestras de habilidad literaria alguna. No le sigue los pasos a ninguna aventura. No es un diario personal que oscila entre la inocencia y el rojo picante. No comparte aficiones con nadie. No declara abiertamente la gloria del amor correspondido. No denuncia la situación de ningún punto en el universo. No se queja de la falta de cariño, de compañía, de abrigo, de vida. No trae buenas fotos. No trae referencia útil para ningún gremio. No ataca a diestra y siniestra. No se hace pasar por pobre y ordinario para que sus lectores se rían de los pobres y ordinarios. No dice nada nuevo. No se pregunta por nada. No tiene tema. No tiene fondo. No tiene alma.

¿Qué hacemos con este blog inútil, con este tarrito lleno de insípida pasta de letras? ¿Se lo botamos a las palomas?

Por favor, no me dejen comentarios de yo-sí-leo-aquí-te-amamos-alabío-alabao-alabim-bom-bao: esto es simplemente una nota personal, una hojita pegada con un imán en la nevera junto a la foto de un baile que hace sonreír.

Oh, Sensei

Ariza Sensei, benigno alter-ego de Malagant y dueño de una espeluznante identidad secreta, cumplió años hace un par de días.

Debo admitir que el señor no deja de sorprenderme. Cuando lo conocí, a principios del semestre pasado, me pareció una persona extraña, demasiado joven para dictarme japonés (esperaba a Barrera Sensei, quien parece un Papá Noel delgado). Sin embargo, el tiempo ha pasado y he aprendido muchísimo de él. Se ha preocupado porque aprendamos y nos guste el idioma y la cultura del País del Sol Naciente más que por rajar. No sé cómo será la clase con los otros profesores de japonés de mi universidad en niveles básicos, pero con él he avanzado en mi intento de balbuceo nipón a pasos agigantados. Además, es supremamente amable.

Tengo la tendencia a querer mantenerme en contacto con la gente que me ha caído bien y me ha parecido interesante, ya sean estudiantes, profesores, gente con la que he hablado mucho o poquito. Si pudiera, al terminar los cursos me gustaría seguir hablando con él. Si pudiera, le presentaría a Minori. Si pudiera, le escribiría en caso de poner un pie en Japón. Espero que algún día sepa cuánto lo admiro y aprecio.

SUENA: I Will Remember You — Sarah McLachlan

Booker

Mi mente está llena de recuerdos dormidos. Muchos de ellos tienen que ver con música, y les gusta despertar de repente para torturarme y obligarme a buscar su origen.

Llevaba años con la melodía y la certeza de que pertenecía a una serie que asociaba con el nombre “Ferris Bueller”. Sin embargo, después de algún tiempo concluí que era un asunto perdido, un posible producto retorcido de mi mente disvariante, como Banner y Flappy o Madison, Wisconsin.

Entonces sonó.

Sucedió exactamente como cuando descubrí que River of Dreams era obra de Billy Joel (el recuerdo de la melodía me venía persiguiendo desde cuarto de primaria): escuchaba la radio distraídamente cuando me estremecí con las palabras que se hicieron claras después de tantos años… “Hot in the city, hot in the city tonight…”

¡El tema de Ferris Bueller! (O de lo que fuera que yo asociaba con ese extraño nombre.)

Una búsqueda rápida esta noche fue suficiente para saber que:

  1. En efecto, Hot in the City es tema de una serie de televisión ochentera.
  2. La serie en cuestión se llamaba Booker.
  3. El nombre del personaje principal, Dennis Booker, rima vagamente con Ferris Bueller.
  4. Ferris Bueller es un personaje de la película Ferris Bueller’s Day Off, protagonizada por Matthew Broderick, como Ferris.
  5. Hot in the City es una canción de Billy Idol.

No puedo creer que mi colección de canciones incluya ahora a Billy Idol y que yo veía Booker, pero no hay nada más feliz que poder recordar mi tierna infancia mediante la música (algún día les contaré el chasco que me llevé cuando pude constatar que Banner y Flappy efectivamente existían y que el tema del programa —que recordaba como bonito— es ¡horrible!).



Y ya visto Booker, no se me ocurre nada más para decir. Igual esto sólo lo leo yo.

SUENA: Hot in the City — Billy Idol