Discombobulated

La palabra discombobulated me persiguió durante todo mi trayecto en el avión de Miami a Chicago. Aún no tenía una idea clara de lo que quería decir, pero todo me parecía que estaba descrito por ese término. Ahora que encontré el significado (“confuse or disconcert“), estoy completamente segura de que es ésa la palabra justa para nombrar mi estado de ánimo en estos últimos días. Variable, ignorante de los cambios que dentro de mí se llevan a cabo, angustiada ante el vacío de un mundo tan nuevo. Sigo con la resolución de hacer crecer mi caparazón, y lo estoy logrando mediante el propósito de divertirme lo que más pueda. Acepto cada invitación y la gozo al máximo… a mi manera. Mato la depresión con siestas, y procuro que todo brille a mi alrededor. No es fácil, a veces vuelvo a caer en el remolino de la discombobulation, pero braceo con todas mis fuerzas para salir a flote, y al parecer lo estoy logrando. A veces tengo ideas horribles, demonios que intentan hechizarme y zombificarme, pero ahora he descubierto que tengo una espada para acabar con ellos. Puedo hacer que la impresionante luna roja no sea un símbolo de horror sino de grandeza, que la soledad y la compañía adquieran nuevos encantos que sin caparazón no lograba sentir. Si puedo dominarme a mí misma y fortalecerme, puedo hallarme entre tantos pensamientos perdidos que me sumergen en la discombobulation.

Todo se trata de encontrar el orden en medio del caos, supongo yo… y de ocultar la fragilidad del ser aislado tras la gran caparazón de una constante sonrisa.

Estoy escuchando: Something to Sleep To, de Michelle Branch (sí, de nuevo)

Me siento: Llena de ideas por aclarar acerca de mí misma/Optimista

No Comments

Leave a Reply

Your email is never shared.Required fields are marked *