• ¿Maquinaqué?
  • Cronología
  • Posts Tagged ‘Lynn’


    2010 - 12.19

    Por un momento volvía al colegio. Sandra estaba allí. La abrazaba muy fuerte y pensaba en lo bueno que es soñar porque en sueños uno puede encontrarse con los muertos todo el tiempo. Viajábamos en carro a Popayán ella, Lynn y yo. Cavorite era nuestro guía. Nos encontrábamos a unos ancianos en la calle y yo les hacía preguntas. Uno de ellos, el único payanés del grupo, decía “Popayám”. Otro era de un sitio llamado Cabeá. “¿Corea?”, preguntaba yo. “No, Cabeá”, corregía el payanés. Popayán quedaba a la orilla de un río inmenso y parte del pueblo estaba inundado.


    2010 - 09.30

    Soñé que existía un barrio en Tokio que era muy parecido a Seúl. Había tiendas de ropa horrible atendidas por señoras con el pelo encrespado y casas parecidas a las de mi barrio en Bogotá. En un pequeño centro comercial había dos almacenes de ropa de algún país del Medio Oriente, no recuerdo bien. Escuchaba hablar a la dueña de una de estas tiendas. Explicaba cuánto tiempo pasaba en el negocio hasta que cerraba.

    De repente estaba en un vehículo, no sé si era un tren o un avión. Iba con Lynn y alguien más, creo que era Dimanche. Veíamos pasar un tren y un barco carguero. Lynn anhelaba que el tren pitara. Al parecer ese sonido la tranquilizaba. Luego comentábamos sobre lo mucho que contaminaban los barcos cargueros con todo el humo y los desechos que botaban por sus múltiples chimeneas. Eso la entristecía.


    2009 - 11.17

    Tengo la impresión de que primero había estado en la cafetería del colegio, pero no recuerdo qué había comido. Lo que sí recuerdo claramente era que estaba en el USS Enterprise y hablaba con el señor Spock. Le preguntaba cómo era que se llamaba el personaje de William Shatner (James T. Kirk, recordé al instante cuando desperté), pero ninguno de los dos se acordaba. Yo mencionaba a Ryker, pero ahí mismo decía que no podía ser porque era de Star Trek: The Next Generation. No obstante, Spock —no Leonard Nimoy, ¡Spock!— hacía una imitación muy divertida de Kirk y me hacía reír. Yo comentaba que alguna vez Chekhov fue mi miembro favorito de la tripulación mientras pensaba que ahora definitivamente tenía que ser Spock.

    De pronto en RCN salía un homenaje a mi mejor amiga del colegio que supuestamente había muerto. Yo no lo podía creer, primero que todo porque había hablado con ella el día anterior (cosa que no he hecho en realidad) y, segundo, porque ella no había nacido en 1958.