Precious Cargo

Si lo que quiero es coger un taxi bajo la lluvia en Bogotá, debería estar cargando un niño pequeño en vez de un cajón de plástico enorme. Así tendría todo el derecho de acechar por detrás a cualquier infeliz que cree haber encontrado transporte y no se explica por qué el taxista de repente no lo quiere llevar. Entonces el conductor señala las sombras que hasta hace unos segundos no estaban ahí y no queda sino resignarse y pensar que es un bebé y uno lo hace por el bebé.

Sigue diluviando, las madres ninjas siguen apropiándose de los taxis conseguidos con esfuerzo por alguien más, y uno sigue siendo un soltero miserable con los pies empapados y nada preciado que llevar a casa salvo un estúpido cajón de plástico para guardar cosas.

3 Responses to “Precious Cargo”


  • Ayer me pasó exactamente lo mismo. 2 veces.

    Ahora, supongamos que dichas madres no te asaltan, no se pasean en frente de ti para provocarte lástima, no hacen nada para quitarte el taxi, pero igual tú de alguna manera te das cuenta de que también lo necesitan. ¿Cedes o no el «puesto»?

    Por supuesto, no son sólo las madres ninja; de haber estado cerca tuyo, en la misma situación, seguramente yo habría estado abajo en la pirámide social. Después de todo, yo no soy una muchacha encantadora encartada con un paquete bajo la lluvia.

    Pensándolo bien, esto me recuerda las múltiples veces que trato de subirme a un bus, que no para a recogerme, per sí para media cuadra más adelante a recoger una vieja buena.

    Rants como éstas son el camino a comprar carro :(

    • Esta semana constaté que si bien no soy elegible para “damisela en apuros” a quien ha de cedérsele el taxi bajo la lluvia, si clasifico como “vieja buena” que se merece el puesto de adelante en el colectivo.

      Un niño pequeño es susceptible a los males respiratorios con el clima de octubre. Supongo que lo correcto es ceder el taxi, aunque uno bajo la lluvia y cargado de cosas no tiene muchas ganas de cederle nada a nadie. Por cierto, bajo la lluvia no parece existir ninguna pirámide social, solo nosotros vs. las madres con niños. Varios hombres sin paquetes se me atravesaron salvajemente y cogieron su taxi tan campantes.

  • Añadir la interacción con ancianos en la fila para subirse al bus. O bueno, en cualquier fila.

Leave a Reply