• ¿Maquinaqué?
  • Cronología
  • Archive for the ‘Yin’ Category


    2015 - 03.15

    Estábamos en un monte alto con Azuma y Yin. El monte quedaba en Shibuya, pero no tenía nada de edificios, solo matas. Yo hablaba de hacer equilibrio sobre una cerca que rodeaba una torre (¿de energía?) en una cuesta empinada. Tenía el recuerdo de haberlo hecho antes pero ahora el viento era demasiado fuerte para mantenernos en equilibrio. Un señor aparecía y nos advertía lo mismo, pero por el viento yo no le entendía. Se suponía que había dicho que el viento nos lanzaría lejos de la cuesta violentamente. Nos devolvíamos y resultábamos en un instituto de investigación científica con paredes de colores. Creo que deambulábamos por los pasillos buscando una salida.


    2015 - 03.08

    Participaba en un montaje de Madama Butterfly en el papel de tía borracha. Aprendía a moverme imitando a Dudley Moore en Arthur. Tenía muy pocas líneas. El público era muy escaso. A última hora Yin me sacaba del teatro para ir a un karaoke para relajarnos. Todos los cuartitos del karaoke estaban llenos y tocaba volver porque me tenían que poner un kimono y eso demoraba bastante. Al fin no me ponían un kimono sino un traje ridículo de varias capas. Llegaba al escenario y resultaba que no me sabía mis líneas porque no las había estudiado, así que me tocaba mirar un soplete que había por ahí. Podría haberlo hecho mejor si tan solo hubiera estudiado.


    2011 - 12.14

    Mi hermana y yo estábamos en una flota. De repente yo recordaba que había dejado algo en otra flota que habíamos abordado antes. Me asustaba mucho, pero por ir a buscar lo perdido resultaba alejándome del sitio donde había dejado a mi hermana esperándome. El bus me dejaba en un paraje medio desértico con casitas. Una señora guiaba a otra, mexicana, que tenía dos niños. Yo medio los seguía, llorando. Caía en cuenta de que en realidad yo no había dejado nada en ningún lado, que lo había soñado.

    Estaba entonces en un pueblo muy bonito con Azuma, recorriendo. No sabía en qué país estaba, aunque podría ser Argentina. Cuando ya nos íbamos a devolver se hacía claro que estábamos en Japón, aunque el sitio no se parecía en nada. Estábamos en una estación de tren. Una señora nos ofrecía Yukimi Daifuku de menta. Azuma compraba de una, pero yo dudaba. Mientras intentaba decidirme la señora empezaba a hablarnos en español. Creo que resultaba ser peruana. También resultaba ser trans.

    A lo lejos Azuma creía ver a Yin, pero cuando se acercaba era una compañera del colegio. La saludaba y le preguntaba qué hacía en Mito, Ibaraki. Le contaba que alguien de nuestro colegio se había casado con un tipo feísimo. Luego recordaba que estaba hablando de su esposo. Llegábamos a una casa construida dentro de otra. Pedía permiso para tomar fotos del recinto para enviarles a mis papás.


    2011 - 04.21

    Azuma, Yin y yo estábamos en Nara o Kioto y queríamos regresar a Kanto. Por equivocación tomábamos un tren lentísimo y tratábamos de adivinar dónde podríamos cambiar a uno expreso. Nos guiábamos por la cantidad de trabajadores que se bajaban para elegir nuestra estación de cambio. Era un pueblo muy oscuro que se me parecía a Tsukuba; mencionaba esto y se reían. Perdíamos un tren de la línea Tokaido (raya anaranjada en el medio) porque no sabíamos cuál era la tarifa a pagar. Aparecía uno de raya amarilla (línea Chuo local) y yo les decía que nos subiéramos sin pagar y ajustáramos el precio a la salida. En el tren aparecía un funcionario pidiéndome mi tiquete y yo le explicaba la situación. No estaba muy convencido. Nos bajábamos en la siguiente estación para evadirlo. Azuma y Yin lograban burlar de alguna manera las portezuelas de entrada, pero cuando tapaban los sensores con una billetera para que yo pudiera pasar, yo me atascaba allí. Me parecía increíble, si no me sentía tan gorda, pero encontraba una baranda muy baja al lado de las puertas y la saltaba. Ahora estábamos contra una pared entre muchos trabajadores alrededor. Llegaba un tren todo amarillo, como un bus escolar de Estados Unidos; nos montábamos y encontrábamos sitio donde sentarnos. Yo sabía que ya estábamos en uno expreso porque había niñas de mi curso en él. Probablemente vienen de Kioto/Nara como nosotros, pensaba. A bordo del tren se podía ver cortos de películas. Estaban dando el de Inception, pero era diferente de la película real: se trataba de un grupo de personas que podían convertirse en dibujos o materiales de dibujo. Johnny Depp se convertía en tinta china verde.


    2010 - 11.29
    1. Hablaba con mi abuelo materno. Le tocaba la cara y las manos para no olvidar la textura de su piel.
    2. Me enteraba de que Yin se ganaba una beca para estudiar en Alemania. Me alegraba mucho.


    2010 - 09.14

    Estábamos en un supermercado Azuma, Yin y yo. Encontraba un paquete de guayaba y pitahaya: obviamente lo compraría. Me aperaba de frutas. Llegaba a la caja. Estaba bastante lleno el lugar y no era muy claro en qué orden atendían. Los encargados eran colombianos, o al menos latinos. El cajero que me atendía me decía en japonés que la cuenta saldría un poco cara, que si estaba bien (宜しいですか). Me extrañaba que me preguntaran eso pero me parecía bastante considerado, dado que eran ¥4000 solo por estas frutas y algunas otras golosinas extranjeras. Miraba en mi billetera y me daba cuenta de que solo tenía ¥2000. Por un momento creía que además tenía un billete de ¥5000, pero lo sacaba y eran pesos argentinos. Le decía al dependiente que por favor me esperara mientras iba al cajero automático a sacar plata.


    2010 - 02.28

    Tenía una cama que no usaba para dormir sino como mesa para dejar cosas como el computador. La casa donde vivía tenía barandas blancas, y la cama era blanca también.

    Estaba pensando en caminar descalza sobre la nieve.

    Sawako (amiga de Yin) estaba haciendo un experimento y tenía que encerrarse toda la noche en un refugio especial para llevarlo a cabo. Yo iba a visitarla antes de que empezara. Hablábamos en japonés (tal como en la realidad). Me pedía que me quedara un rato más porque estaba muy feliz de verme. El refugio estaba rodeado de nieve y hielo, pero adentro estaba bien equipado.