• ¿Maquinaqué?
  • Cronología
  • Archive for the ‘Cavorite’ Category


    2017 - 02.02

    Me encontraba a mi vecina de cuarto de Loras College. Le preguntaba si al fin se había vuelto monja. Me contaba que estaba saliendo con una mujer. Nos dábamos un beso apasionado. Nos íbamos del sitio donde estábamos (un balcón) y de repente estábamos en una película donde estábamos entrando en un dormitorio universitario y en el ascensor había un violador. No tomábamos el ascensor y nos escondíamos en un baño. Otras personas lo atrapaban antes de que llegara por nosotras y usaban un taser con él. Nos rescataban. Alguien me mostraba que se veían rayos chéveres si me ponía el taser en la boca (sin tocar ninguna superficie). La película era sobre la fuerza de las mujeres.

    Estaba en una pista de karts al borde de un precipicio con mi papá, el hermano de Cavorite y otras personas. Yo decidía arriesgarme a coger las curvas más rápido. Daba un poco de miedo porque el carro saltaba y daba la impresión de que uno se fuera a ir al precipicio, pero me estaba arriesgando y eso era bueno. Además lo estaba logrando; el hermano de Cavorite reconocía mi destreza.


    2016 - 07.04

    Yo era amiga de los Beatles y sabía que John no había muerto sino que estaba en un hotel cercano adonde yo estaba. George también estaba vivo y me había mandado un mensaje que tenía que ver con ese hotel. En cualquier momento nos encontraríamos todos.

    De repente yo estaba quedándome en el hotel con Cavorite. Llenábamos la tina de agua pero, al volver a mirarla, tenía un remolino súper tempestuoso y el agua era negra, negra, negra. Cavorite vaciaba la tina y volvíamos a llenarla. Igual. Yo me mojaba y, al secarme, la toalla quedaba manchada de negro. Nos preguntábamos si era agua volcánica o qué.

    En el cuarto aparecía Mare para charlar con nosotros. Le contábamos sobre el agua.


    2016 - 02.01

    Cavorite y yo estábamos en Japón, en una tienda de kamaboko o cosas así precocidas. Iba a pedir un chīkama (kamaboko de queso) cuando sonó el despertador. Recuerdo el esfuerzo mental para construir la frase.


    2015 - 06.23

    Me enteraba de que si uno empezaba un trámite de inmigración conyugal ahora mismo, obtendría el permiso de instalarse en Estados Unidos en 2024. Teniendo en cuenta eso, ¿cuándo iríamos a estar juntos Cavorite y yo, que aún estábamos lejos de dicho trámite?

    Tenía unas estampillas del mismo material de las tarjetas de los buses. Según la denominación, el tamaño era mayor o menor, y si uno las coleccionaba podía completar una imagen como en un rompecabezas. También había otras estampillas, navideñas, que eran stickers y alguien se las había pegado en un saco. Yo estaba brava porque ahora estaban llenas de pelusa y no se podían pegar en cartas de verdad.

    A pesar de lo divertido de las estampillas, me desperté con una desazón terrible.


    2015 - 05.30

    Estaba en Japón y me iba a ir. Estaba con Cavorite pero él se tenía que ir y yo quedaba sola en mi dormitorio. No había casi luz y me tocaba alumbrar el cuarto con la linterna del celular. Ahí me daba cuenta de que me quedaba un montón de muñecos de peluche de mi infancia que no quería botar y que habría podido meter en una maleta, pero ya era demasiado tarde para comprar una maleta nueva. Pensaba que es duro irse de los lugares donde uno pasó poco tiempo pero también sería duro dejar el lugar de siempre por irse a vivir al lugar donde pasó poco tiempo. En fin, uno siempre está dejando un lugar y eso da duro. Además, ¿a qué hora era el vuelo? ¿Me dejaría el avión? Me daba cuenta de que, como no recordaba la hora, lo más probable era que yo nunca hubiera hecho el viaje hacia Japón, y por lo tanto esto era un sueño.


    2015 - 05.15

    Mi cuarto quedaba en el patio de mi casa. Cavorite estaba por ahí y se iba a mirar algo que había pasado porque se oían gritos. Había una pelea en la calle. Yo me asomaba pero no veía nada porque el techo del patio era transparente y yo estaba encandilada. Después me daba cuenta de que me había puesto dos pares de gafas y veía todo borroso. Al fin lograba ver a unas mujeres con mantas guajiras peleando, gritando y jalándose el pelo. Entraban a la casa y subían al segundo piso. Yo volvía a mi cuarto y pensaba que tal vez no estaba tan mal dormir en el patio porque siempre me entraba la luz y tal vez podría ver las estrellas de noche. Era un día esplendoroso con un cielo color azul intenso. Cerraba los ojos porque el sol me pegaba justo en la cara. Sentía que disminuía un poco la luz y ya podía abrirlos. Abrí los ojos y desperté en el cuarto de Cavorite. Se sintió rarísimo darme cuenta de que no solo no estaba en el patio de mi casa, sino que ni siquiera estaba en mi casa.


    2015 - 03.22

    Cavorite y yo nos íbamos a casar, pero él nada que aparecía. Estábamos todos (familia, amigos lejanos) en un bus rumbo a Cali, pero no había noticia de Cavorite. Yo empezaba a hacerme a la idea de que ya no me iba a casar, cosa que me hacía sentir bastante cómoda. De repente, recordaba que había olvidado invitar a mis mejores amigas del colegio. Razón de más para cancelar la boda. Sin embargo, Cavorite aparecía de repente y ya tocaba ahora sí casarse. Yo pensaba que no le había dado mayor importancia a mi último día de soltera, y ahora iba a ser casada, y no sabía cómo sentirme al respecto. Tenía pereza de casarme. Además, el sitio donde iba a ser la ceremonia no me gustaba (no me enteraba de dónde iba a ser sino hasta último momento). Era como si todo hubiera sido mal planeado a última hora y yo deseara esperar un poco más y tener un poco más de control sobre todos los preparativos. Sin embargo, sabía que Cavorite no tenía muchas más oportunidades de venir a Colombia, así que si cancelaba la boda sería un paseo hasta acá para nada.


    2015 - 03.01

    Llegaba a San Francisco pero me daba cuenta de que en el afán de la salida había olvidado mis dólares y mis gafas. Solo tenía por casualidad un billete de cien dólares que iba a usar en la compra de un paquete de Doritos de pimentón (en la caja me daba cuenta de que había dejado la plata). Luego iba a ver una obra de teatro antes de que Cavorite me recogiera en el aeropuerto. Las sillas eran colgantes y se desplazaban a lo largo de la obra. Uno de los actores era el malo de George of the Jungle. Yo veía borroso y lamentaba la falta de mis gafas y de mis gotas para la resequedad ocular. Después sonaba “Wallflower” de Priscilla Ahn como tema de campaña de un tratamiento para la timidez.


    2015 - 02.18

    Iba a Alaska. El día no duraba nada. El cuarto tenía un gran pozo en el medio en vez de taza del baño. El pozo estaba tapado con unas tablas, pero al destaparlo encontraba que estaba lleno de excremento. Además, el cuarto estaba lleno de momias (no de las cubiertas de vendas sino cadáveres resecos). En las paredes había estanterías bajas y en las estanterías había momias. Había otra persona que me citaba a las 9 o 10am para salir a pasear pero yo recordaba que a esa hora iba a estar con Cavorite en camino a otro pueblo.

    Me desperté, volví a dormir, y estaba en el mismo cuarto pero con Cavorite. Nos íbamos a dar besos pero el cuarto donde estábamos (el mismo de las momias, aunque ahora sin momias) nos parecía tan feo que preferíamos abstenernos.


    2014 - 11.18

    Estaba en el aeropuerto con Cavorite y unos agentes se llevaban su pasaporte. Nos asustábamos pero luego se lo devolvían y nos enterábamos de que los cogían para hacer pasaportes falsos. Creo que eran agentes rusos.